La buena racha de Microsoft desde el desvíe del mundo móvil, al parecer ha llegado a su fin. Lamentablemente nos toca comunicar que ya es oficial nueva ola de despidos en Microsoft.

Como rumores que sonaban desde la semana pasada, Microsoft confirmó a la prensa que se prepara para una nueva ola de cesantías, las cuales en esta ocasión, se concentrarán en el área de ventas y mercadeo.

A pesar que no es bueno que NADIE en el mundo se quede sin empleo, la gigante de Redmond concentrará la cesantías en mercados internacionales, más que en Estados Unidos en el caso de su departamento de ventas y mientras que el total de las mismas pudieran ser 121,000 plazas congeladas.

Algunos de los empleados que serán cesanteados inmediatamente ya fueron informados y mientras los que serán cesanteados en el futuro, por ahora permanecerán en sus labores.

Esto por desgracia, se ha vuelto una mala costumbre dentro del mundo de las finanzas y administraciones de empresa, que se espera a que cierre un año fiscal para entonces comenzar a recortar cuando es necesario.

Se ha estimado que Windows 10 S y el fuerte énfasis en Azure es solo el principio del nuevo enfoque a la computación en nube y al parecer, Microsoft está eliminando lo redundante de estas futuras movidas.