Mientras Apple ha estado siguiendo la doctrina en ver que tan viable es el manufacturar el iPhone en Estados Unidos, la principal socia manufacturera Foxconn es la que necesita realmente así determinarlo.

Probablemente, el futuro de la manufactura del iPhone y que Donald Trump lo encuentre como otra victoria de su política  “America First”, Foxconn estaría ya tomando la decisión final de mover logística, equipo y contratación de empleados para crear plantas físicas para manufacturar equipos iOS.

Cabe destacar que esto es parte del debate de que Apple fabrica sus equipos o no, pero lo cierto es que Apple diseña y ensambla equipos de pruebas para hacer sus diagnósticos y selección de equipos finales. Lo que le delega a empresas como Foxconn y Pegatron es la manufactura masiva.

Pero según unas declaraciones de Terry Gou, CEO de Foxconn, al parecer se está inclinando a que la empresa afirmará poner de su parte, todo para que el gobierno de Estados Unidos no dañe la relación de años que se tiene con Apple.

Incluso, se habla que habrán siete estados donde Foxconn pudiera poner de base a su entrada en los Estados Unidos y serian Ohio, Pennsylvania, Michigan, Illinois, Wisconsin, Indiana y Texas.

En cuanto a la monetaria y la razón por la cual el outsourcing es un “mal necesario” es por los costos por diferencia de monedas, regulaciones etc. Pero, se cree que Foxconn estará haciendo esto como un favor a Apple, el cual es evidente que se incrementará el costo de producción y posiblemente, se espera que la administración Trump cumpla su promesa de empresas locales con negocios fuera, regresen a cambio de alivios contributivos.