Todavía no ha pasado la semana completa desde el WWDC 2017 y ya son muchos los colegas que han tenido la oportunidad de probar alguno de los productos de Apple anunciados en el evento. Particularmente iFixit nos hizo la semana con un desarme de una de las iMac.

Particularmente, se trata de la iMac intermedia, la que tiene resolución 4K a 21.5 pulgadas y hay buenas y malas noticias. Vamos a comenzar con las buenas y es que los colegas descubrieron en el interior de la computadora todo-en-uno que tanto el chip de RAM y el procesador Intel Kaby Lake no están, REPITO, no están soldado al motherboard de la computadora.

La mala noticia y esto es lo que costó mucho en la evaluación de cuan reparable puede ser, hay que prácticamente “destruir” casi todo los componentes para llegar a ellos y sí, Apple sabrá que te adentraste con componentes propietarios y sellos que te “chotean” para así anular automáticamente la garantía.

Otro aspecto negativo de un desarme es que el adhesivo utilizado para pegar el LED con el cuerpo del iMac está diseñado y aplicado para que se necesite reemplazar si ocurre un desarme y esto es bastante de considerar si en 2 o 3 años en el futuro, te motivas a reemplazar componentes.

Ahora, no soy fanático en reemplazar procesadores si no hay completo control de optimización del hardware, así que sales a la segura ya seleccionando mejores configuraciones a la hora de comprarlo, claro está si está dentro de tu presupuesto.