Practicante, Sprint era la que faltaba para evidenciar que el 5G no es nada más en servicio, sino en apelar a las relaciones públicas y esto es lo que la empresa estará haciendo.

Esta semana Sprint anunció que está ya trabajando con su red 5G el cual esperan tenerlo ya desplegándose para el 2019. Esto es como en el caso de T-Mobile, done la empresa parece interesarle adelantarse al promedio de 2020 que se espera que el 5G esté en funcionamiento en muchos mercados del mundo.

Sprint afirmó que realizó pruebas de conexiones Gigabit usando una frecuencia 2.5GHz durante un juego de la NBA en New Orleans y con eso es que la empresa estará basándose con el desarrollo.

Cabe destacar que conexiones en velocidad Gigabit no es sinónimo entero de 5G según observadores y lo que se ha visto es que las distintas proveedoras quieren aprovechar al máximo ganar el favor del público usando mezclas de estándares, cuando el 5G todavía no tiene uno definido.

Contrario a AT&T que cuenta con la ayuda y servicios de Intel, Sprint y Softbank han escogido a Qualcomm para la optimización de módems y equipos relacionados para las pruebas.

Respondiendo a las dudas generadas de su ausencia en la pasada subasta de espectro cedido por las televisoras, la empresa entienden que la frecuencia de 2.5GHz es la adecuada para su red y que de hecho, cuentan con bastante en uso y no era necesario “colar” más.