Comprar un teléfono usado significa que ahorrarás dinero pero también te podrías encontrar en una situación en la que podrías estar comprando un teléfono robado. En busca de que esto no te suceda, la agencia CTIA ha lanzado una página llamada Stolen Phone Checker, la cual te ayudará a identificar si el teléfono que estás comprando ha sido robado o no.

La misma utiliza el IMEI, MEID o ESN, un número específico de cada teléfono, para identificar si el mismo aparece en las listas de teléfonos robados de las principales proveedoras. Es importante saber si el teléfono que estás comprando ha sido robado o no, ya que puede ser que no puedas usarlo en la compañía, ya que el IMEI, MEID o ESN ha sido marcado como uno robado.

Esta herramienta es gratis y solo necesitas saber el IMEI, MEID o ESN del teléfono que estás comprando, así que si estás en Clasificados Online, un grupo en Facebook, eBay u otro lugar, asegúrate de pedir estos números para que puedas verificar si lo que estás comprando es un equipo legítimo o no.