Luego que desde el año pasado, la integración de Linux, específicamente soporte a la interface de comandos o popularmente llamado BASH se integrara con Windows fue un excelente paso. El nuevo, fue ahora beneficiar a profesionales que usan la plataforma de producción Azure.

 Lo prometido es deuda y desde diciembre Microsoft había integrado a BASH, la presencia más notable de Linux, en su plataforma de desarrollo y de contenidos Azure y hoy, la gigante de Redmond muestra como una nube completa puede ser montada con comandos Linux a través de Azure.

Lo sorprendente de esto y no es costumbre tampoco, es el hecho que soporte a Linux/BASH vino primero que el propio PowerShell, cual es el equivalente para Windows y de hecho, viene a sustituir el Command Prompt que alberga al clásico MS DOS próximamente.

Entre las características, computación en nube con Azure soportando a BASH permite correr un “/Home” virtual donde puede crear y arrancar programas mediante “scripts” y aunque las sesiones no se dejarán permanentes en el sistema, si Azure generará un log para que tengas un mapa de donde te quedaste.

Demás está decir que infinitos uso tiene el hecho que esto haya ocurrido en nuestra era de computación moderna y esto naturalmente, apela al que trabajó toda su vida con Linux, ya sea con Cent OS, Red Hat, Suse y entre otros distros de Linux dirigidos para servidores y computación pesada.