Al parecer la dependencia a Qualcomm y a Samsung ha sido un denominador desde hace algunos años en el mundo de la electrónica y siendo Toshiba un no muy conocido contendiente más allá de memorias Flash para pendrives o SSD, su negocio de semi conductores es perfecto activo.

A pesar de mover billones en ingresos, también tienen perdidas billonarias y al parecer Toshiba necesita pasar la tijera para mantenerse a flote y una de las áreas que la japonesa quiere deshacerse es de su compañía de semi conductores y procesadores.

Sorpresivamente, Toshiba ha logrado tanto interés que tuvo que patrocinar un tipo de subasta donde ya la primera ronda termino y cuenta con ofertas de Google, Apple, Amazon, Hon Hai (el principal inversionista de Foxconn), Western Digital, Micron Technology y SK Hynix.

No hay que adentrarnos porque cada una tiene intereses en ese sentido con Google, Apple y Amazon solidificar su hardware, aunque para en el caso de Google, se sabe que la empresa interesa unos activos particulares para su negocio de computación en nube.

Por otro lado Hon Hai tendría un 2-hit Combo a la vez que la dueña de Foxconn había comprado el año pasado a la empresa japonesa Sharp y naturalmente, solidifica sus activos incluyendo los de Toshiba.

Se cree que Toshiba, aunque necesita vender su negocio, tampoco se lo dará a cualquiera y se espera que la empresa se reúna con los postores para saber sus propuesta y se dice que la última vez que se midió los ingresos alcanzados por la división fue de casi $51 billones y por otro lado, Hon Hai pagó $3.8 billones por Sharp, así que pueden llegar a sus conclusiones de cuanto Toshiba debería aceptar.