En algún momento de nuestras vidas lo hemos hecho, hemos caminado por un lugar sin mirar hacia al frente mientras usamos nuestro teléfono. En un centro comercial quizás no sea un problema tan grande pero en las calles, sí. Para solucionar este problema, Países Bajos ha comenzado a probar un método para alertar a estas personas distraídas, colocando un “strip” de LED en el piso que están sincronizadas con los semáforos.

De esta forma, cuando el semáforo está rojo, esta luz en el piso encenderá de color rojo y aquellos mirando su teléfono podrán saber que no deben cruzar. Una vez el semáforo cambie a color verde, este “strip” de LED se iluminará de verde.

Por ahora este programa es un piloto y se ha implementado en una intención. De tener éxito, el gobierno de Países Bajos contemplará implementar este sistema en otras intersecciones.

¿Qué te parece esta idea?