Fue el segundo fin de semana con Donald Trump al poder y fue uno de los momentos más a la vez que al Presidente de los Estados Unidos no le pesó el dedo en buscar cumplir con su agenda de trabajo.

A lo mejor no te sientas aludido de las cosas que están pasando actualmente en los Estados Unidos y/o por si has estado viviendo enajenado al mundo real, pues entérate que Donald Trump firmó una orden ejecutiva que anula la introducción o se acepta la entrada de personas refugiados o con estatus no claros de inmigración dentro de los Estados Unidos que provengan de Sudán, Somalia, Irán, Ira, Siria y entre otros países conflictos actuales o que están en estatus de “no aliado”.

Fueron muchas las controversias en un solo fin de semana puesto la ley al parecer afectaba incluso a residentes legales dentro de la nación americana y a parte de sus familias, fueron algunas tecnológicas que se vieron afectados por la decisión.

Comenzamos con Google, quien no ha confirmado públicamente que estuvo durante el sábado tratando de lograr que sus empleados en destinos internacionales pudieran regresar a los Estados Unidos y se cree que se habla de al menos 200 empleados, esto según un memo interno del CEO Sundar Pichai, donde afirma que la gigante de Internet está decepcionada de esta decisión.

Por otro lado, Microsoft estuvo en la misma situación con al menos 73 empleados en destinos internacionales al momento de la situación desatarse.

Aunque las ordenes no les afectó directamente a los que vamos a mencionar, cabe destacar que Lyft, anunció que hará una donación de un millón de dólares para ayudar a la ACLU con los procesos legales que ya este fin de semana hicieron ver frutos.

Además, Apple, a través de su CEO Tim Cook, afirmó sus empleados con un memo que se filtró a la prensa que la gigante de Cupertino entiende el valor de la inmigración y que así mismo se lo hizo saber a sus contactos del gobierno en Washington y que también tienen empleados que la orden les afecta y a sus familias.

Reed Hasting de Netflix, tomó su página de Facebook para confirmar que la movida es tan “des-americano” y que, en efecto, hay empleados en riesgo de no poder volver a Estados Unidos y que contrario a los que siguen a Trump cree, esta movida pondrá más en riesgo la seguridad que sobre guardarla.

Finalmente, tomé un post un tanto fuerte de Mark Zuckerberg quien reaccionó con una anécdota personas y recordando que Estados Unidos es una nación de inmigrantes y que es algo histórico que debemos estar orgullosos.