No tuvo que pasar mucho tiempo para que Fitbit hiciera oficial la compra de Pebble, la pequeña compañía que se ha dedicado durante los pasados años a lanzar relojes inteligentes. Fitbit, un gigante del mundo de los wearables, compró a Pebble por menos de $40 millones en busca de “expandir su plataforma y ecosistema en busca de hacer a Fitbit parte vital de la vida de muchos más consumidore”.

Como se reportó, esta compra dejó a un lado al CEO de Pebble, el cual no se quedará con Fitbit. Adicional a esto, Fitbit no tiene interés en seguir vendiendo los productos de Pebble, ya que adquirió la compañía por su talento y software.

¿Qué hará Fitbit con esto? Seguramente estaremos viendo en el futuro más relojes inteligentes con un mejor software, algo que Fitbit ha intentado hacer en el pasado. Sin embargo, esta empresa también está en peligro de extinción, ya que los wearables no es un mercado muy exitoso, a pesar de que Fitbit cuenta con muy buena presencia en dicho mercado.

¿Cuál será el futuro de Fitbit? No lo sabemos pero hoy, los verdaderos fans de Pebble -como yo- están sin duda alguna tristes de que no veremos más hardware de esta pequeña compañía que intentó competir con las grandes.