Con el anuncio del Snapdragon 835, el nuevo procesador de Qualcomm,, la compañía también aprovechó para anunciar la tecnología de Quick Charge 4.0, la cual le permitirá a los equipos recargar su batería mucho más rápido que antes. Para empezar, esta tecnología está pensada para el futuro de USB Type-C y el estándar USB-PD (Power Delivery).

Con este estándar, el cual Google recomienda que sea utilizado por los fabricantes, Qualcomm podrá ofrecer cargas sumamente rápidas. Utilizando una tecnología llamada Dual Charge, Quick Charge 4.0 podrá cargar equipos 20% más rápido que antes, ofreciendo comoquiera 30% más eficiencia comparado con Quick Charge 3.0.

Según Qualcomm, esta tecnología le podrá dar a tu equipo cinco horas de uso con solo 5 minutos de carga. No obstante, la compañía también ha desarrollado medidas para controlar el calentamiento de los equipos, para que este proceso de carga rápida no los dañe.

Se espera que Quick Charge 4.0 llegue con el Snapdragon 835, el cual estará disponible en la primera mitad del 2017.