Desde hace más de un año se viene escuchando que los Google Cars han estado envuelto en accidentes que en su mayoría, no han sido provocados por los mismos y en esta semana, al parecer, ocurrió un nuevo hito.

Un vehículo marca Lexus marcado como Google Car estuvo envuelto en un accidente reportado entre la intersección W El Camino Real y la avenida Calderon en California y los detalles son que aparentemente el vehículo de Google fue impactado por una guagua de la empresa Interstate Batteries y se ha vuelto parte del denominador en la mayoría de los accidentes conocidos que no fue culpa realmente del Google Car.

La siguiente es un comunicado de parte de la gigante de Internet:

A Google vehicle was traveling northbound on Phyllis Ave. in Mountain View when a car heading westbound on El Camino Real ran a red light and collided with the right side of our vehicle. Our light was green for at least six seconds before our car entered the intersection. Thousands of crashes happen everyday on U.S. roads, and red-light running is the leading cause of urban crashes in the U.S. Human error plays a role in 94% of these crashes, which is why we’re developing fully self-driving technology to make our roads safer.

Desde hace más de dos años, el estado de California recopila información de todos los incidentes, sin importar que menor sea, de la mano con Google para publicar informes mensuales, obviamente por la naturaleza del mismo.

Se catalogó como “peor” por le hecho que ambos vehículos, el de Google y el de la marca de baterías quedaron maltrechos cuando por lo general, los accidentes solo eran dobles o los famosos “fender benders”.

Si hubo un incidente anterior en el cual un carro autónomo fue el culpable del mismo y data para Marzo de este año, donde el carro autónomo se encontraba en marcha a dos millas por hora en el carril derecho de una calle y el vehículo por alguna razón trata de invadir el carril izquierdo impactando a un autobús.

Se especula que el error del vehículo se debió a que se encontró con bolsas de arena en una alcantarilla que estaba bloqueando su camino y esto explica la decisión de ir lento y cambiar de carril, pero no cambia el hecho que el vehículo no tomó en cuenta el autobús.

Foto suministrada por la fuente