Son más de 5 años, el tiempo que ha transcurrido desde que la industria nos obligó a todos a ser cómplices de las limitaciones. Aunque hoy día, hayan compañías que declaren que no te limitan, si lo hacen y no existe nada “ilimitado” como se conoció en algún momento cuando todo comenzó. Pero era más que obvio que esto pasaría. Quienes vivimos la transición desde las Palm Treo, los Flip Phones, Windows Mobile Phone y otros hasta el iPhone 2G, siempre supimos que ese concepto de operar iba desaparecer en algún momento, lo que pasa es que nunca contemplamos cuan fastidiados saldríamos a consecuencia.

En Puerto Rico, tenemos a T-Mobile ofreciendo planes de internet ilimitado para tu smartphone, también tenemos a Claro con una tarifa reciente, haciendo lo propio, Sprint igual y pues AT&T entró tarde pero seguro, ofreciendo nuevamente el plan de data ilimitado, en búsqueda de poder seguir impulsando a su nueva adquisición que es DirecTV. Cada compañía ofrece lo que quiere, no lo que puede. En el caso de algunas, te dan la vida pero no navegan como tu esperas y no tienen la cobertura que desearías. Otras cuestan más, tanto es el costo que después del segundo pago, ya comienzas a reprocharte porque lo hiciste. Mientras todo esto sucede, el mundo sigue avanzando y empujando a todos a que utilicemos la bendita nube.

Entonces, en el mundo donde vivimos hoy día, para que este fuese tecnológicamente ideal, necesitaríamos que existiese aquel tipo de negocio de las proveedoras donde el ilimitado era “a fuego” “cinco y tres”. Con el concepto de ilimitado que existe hoy día, no hay forma de nadie no salga trasquilado. Los servicios ofrecidos que descansan en la nube, demandan mucho más eficiencia y rendimiento del cual tu proveedor te está dando, sin distinción de ninguno. Esto es lo más que preocupa. Máxime cuando vivimos en Puerto Rico, donde todavía tenemos que pagar sobre $60 dólares por un internet residencial de 10 trapos de MB.

¿Volverán esos días? No.

No pondré mi cabeza en un picador, pero de algo estoy seguro, estos días no volverán en un futuro cercano. Dígame algo, si usted descifra una forma de sacarle más dinero al consumidor dándole menos de su producto de consumo, ¿porque volver al tiempo donde le daba más por menos? no existe nadie, los buenos samaritanos no existen y solo son productos de los videos emocionales que difunden por Facebook para que uno escriba Amén.

Tener que depender tanto de la nube, cuando no tenemos las herramientas tan accesible$$$

Vimos a AT&T retractarse en su decisión de eliminar el plan de data ilimitado para siempre. Vemos a T-Mobile revolucionando la industria con cada movida de su Uncarrier. Los demás proveedores locales intentando subsistir en un mercado ampliamente dominado por los dos anteriormente mencionados. Nada de esto es suficiente para que haya un cambio radical. Traer la data ilimitada para todos, requiere tanta y tanta inversión de dinero e infraestructura que no es ni tema de discusión en las mesas redondas de cada una de las proveedoras.

Si usted es de los que depende mucho de Spotify, Pandora, Apple Music, Netflix, Hulu, HBO Go y otros servicios de contenido al igual que de almacenaje en la nube como Dropbox y Google Drive, usted simplemente debe mantenerse con la compañía que mejor le resulte versus el costo y no matarse buscando el plan perfecto para adaptarse a la era tecnológica en la que vivimos hoy día.

Unlimited Data