¿Se imaginan una época donde ya no tendremos que ser forzados a que se nos de el hardware que las compañías de cable y satélites nos impongan y bajo nuestro riesgo, sabemos que podemos encontrar equipos mejores y habilitarlos sin ninguna protesta de la compañía de cables?

Pues eso se intentó una vez y no funcionó, pero la FCC parece que dará un nuevo aire al tema del AllVid, que son unas reglas con las cuales la FCC tendrá el derecho de obligar a las proveedoras de cables y satélites la libertad de que sus clientes por ejemplo, puedan comprar sus propias cajas receptoras y no limitarlos a sus propias cajas.

La movida pretende ser un alivio para el consumidor y este no tenga que pagar cargos adicionales por la renta de recibidores y para ser justos con algunas empresas que sabemos que buscan lo más posible que clientes no tengan que rentar las cajas y se incluya dentro de su paquetes de planes, pero no es una doctrina abiertamente adoptada.

Como toda amenaza a sus arcas, se espera fuerte oposición para los intereses de las compañías de cable pero el consumidor y entidades independientes, como fabricantes de set-top boxes económicos como TiVo, Google y otros se beneficiarían de esta nueva libertad que se busca al consumidor.

Métricas de la FCC afirman que el consumidor en general paga sobre $14 billones en renta de equipos y el cargo se considera excesivo para el interés del consumidor y no es congruente que los set-top boxes y televisores de alta definición hayan bajado de precio, mientras que equipos dados por compañías de cable se haya quedado o igual o haya un aumento de costo.

LG SmartTV10

No es de sorpresa tampoco que las compañías de cable y satélites puedan dar el grito al cielo, ya que el mismo Internet les ha dado fuertes golpes con alternativas bajo costo y hasta de mejor calidad y lo que queda de negocio lo defenderán con uñas y dientes.

Fuente: The Wall Street Journal Vía Engadget