Me da risa cuando internamente discutimos acerca de esta primera actualización y si, no estamos acostumbrados a que una empresa lance un software con el mismo un numero de versión, en este caso, el update de Windows 8.1 se quedó así, como un simple update y ni siquiera se le llamó un Service Pack que lo que comúnmente Microsoft nos tiene acostumbrado.

Pero para mí el mensaje de Microsoft es el que “mala mía, este es como Windows 8 originalmente se tenía que haber lanzado”.

Y no es para menos, las mejoras tanto estéticas y técnicas y dirigido a los usuarios que usan normalmente una laptop o una PC que NO necesitan un touchscreen para cosas como editar documentos, programas y más.

Este update ya estaba siendo esperado y como adelantamos en las redes sociales, el mismo llegó sin mucho retraso y no, no se preocupen, porque si es cierto que los desarrolladores registrados con Microsoft lo tuvieron inmediatamente fue anunciado en BUILD, no tenemos nada diferente a lo que ellos tuvieron acceso originalmente.

Pero pasemos ya a las mejoras y comenzamos con las estéticas o refiriéndonos al GUI.

Win8_81_Review_1Primero y es el que todo el mundo quería, por defecto, la opción de que ahora Windows 8.1 empiece directamente desde el Desktop y no por el GUI de Metro está marcada y como pueden observar, esta opción puedes quitarla directamente en las opciones del Taskbar.

Según se sabe (no tuvimos la oportunidad de probarlo con un touchscreen PC), Windows se supone que finalmente se puede convertirse contextualmente consciente, sencillamente hablando si estuviera un Touchscreen disponible, el empezará en Metro automáticamente, todas estas opciones nuevamente, son a manera de control del mismo usuario, así que nada obligatorio aquí.

[ads2]

En otro lado y siendo convincente el acercamiento al usuario tradicional (no odio al touchscreen pero esto era también justo y necesario para las personas que no “fishureamos” con las computadora) y es que ahora las aplicaciones y programas del Desktop serán las que por defectos estarán de prioridad fuera de las que son exclusivos del ambiente Metro.

Hablando de aplicaciones, la actualización también permite que las aplicaciones se puedan agregar al Taskbar y ser accesados sin la necesidad de pasar a Metro, tal como Microsoft había adelantado.

Win8_81_Review_4

Finalmente tenemos que notar que Metro se le agregó los menús del mismo mouse como siempre conocimos a Windows, en vez de ser un menú propio de Metro como fue introducido en Windows 8 y Windows Phone, el área de PC de Windows 8.1 incluirá un menú de fácil acceso para el mismo puntero del mouse y las ventanas de las aplicaciones tendrán ahora un acercamiento tradicional a una ventana normal de Windows con su propio menú como pueden observar en la siguiente muestra.

Del lado técnico…

Nos complace mencionar que después del update, Windows 8.1 necesitará mínimo 1GB y 2GB de RAM y 16GB de espacio en el disco duro o SSD para poder operar y eso es lo primero que me trajo la sonrisa en la cara, a pesar que mi VAIO VPCEB11FX (si la misma con la que habíamos adelantado en su momento a Windows 8) es un día una Frankenstein  con SSD de reemplazo, maximizado a la mala a 8GB de RAM con LCD y batería cambiada, en otras palabras, esa inversión quedó justificada.

Y para finalizar y no menos importante, ara máquinas de baja potencia, Microsoft también suspenderá más modernas aplicaciones de interfaz de usuario en lugar de correr todos en el fondo para reducir el consumo de memoria y acelerar los tiempos de inicio de los mismas. Por otro lado máquinas más potentes no tendrán esta opción activada por defecto, pero las mejoras de rendimiento generales deberían hacer que el sistema operativo aún más rápido y “hello!?” esa es la gracia de tener PC de hoy en día y los “power users” pudieran entender esto.

Hay que cerrar recordándoles que Microsoft confirmó el rumor de que en sí el update no es obligatorio (NO HAY RAZÓN para no hacerlo), pero no recibirás más update de seguridad y mantenimiento si no bajas esta actualización.