Tiempos difíciles para las familias involucradas tanto directa como indirectamente con T-Mobile USA a la vez que la empresa nos da un nefasto comenzar de fin de semana.

T-Mobile USA de la alemana Deustche Telekom, ha anunciado a principios de este fin de semana que pretende reducir componentes de su fuerza laboral en forma de austeridad y economía.

Lamentablemente la red 4G LTE que quiere implementar la empresa tendrá su precio y al parecer T-Mobile no va a titubear en cerrar al menos 9 Centro de Llamadas de Servicio Al Cliente y el resto de sus departamentos que podrían ser el 5% inicialmente o en cifras exacta como al menos 1,800 empleados.

La empresa ha admitido que aun teniendo menos marketshare en el mercado, quieren implementar la red 4G LTE, el cual le permitirá seguir en carrera en contra de Verizon y AT&T, que de hecho, algunos indican que las “amenazas” de AT&T que su detenida compra-venta de T-Mobile pudiera resultar en mejores condiciones del mercado y si era detenida pues no aliviará las condiciones.

Se espera que a nivel de Puerto Rico, tiendas, Call Centers y sus empleados internos (ingenieros, profesionales, etc.) no se verán afectados por el momento.