Según se desprende de prensa especializada, el gobierno sirio busca enfrentar a los huelguistas al cortarles las comunicaciones vía iPhone.

EL ministro económico de Siria, según nota BBC, ha instado a los ciudadanos de no usar equipos iPhone, mientras un veto del uso, servicio e importación del Smartphone de Apple ha sido implantado.

Siria es uno de los países del Medio Oriente que sus pobladores han levantado fuerzas en contra de gobiernos que no van con el interés del pueblo, resultando por ejemplo en la crisis de Egipto y la guerra de Libia, entre otros conflictos.

En este caso, el gobierno piensa que los huelguistas se comunican a través de las redes sociales desde el iPhone y esto es un esfuerzo de lograr minimizar más organizaciones, que por más insólito que sea, otros Smartphone todavía no han sido vetados, demostrando el poco conocimiento que mucho miembros de la competencia del iPhone tienen las mismas funciones.

El veto es tan serio que “violadores” pudieran ser procesados criminalmente.

Sectores conservadores del mundo musulmán consideran un pecado el consumismo (uno de las razones del odio americano) y a veces estas absurdas leyes y vetos, pueden ser tan típicos como lo que es aquí las peleas de gallo.